Cabezal Publicidad Web

Browse By

Se quintuplica la EC en EU en los últimos años

Sistema digestivo -foto healthline.com- interactiva

da click sobre la foto para verla intercativa

La Enfermedad Celiaca (EC) reporta un incremento en su prevalencia en los Estados Unidos y hoy día son casi cinco veces más los estadounidenses que padecen de esta afección comparada con los existentes en la década de 1950, de acuerdo con un estudio reciente de 9 mil 133 adultos jóvenes en la Base Aérea de Warren. Otro informe actualizado encontró que las tasas de la enfermedad celíaca se ha duplicado cada 15 años desde 1974. Esta enfermedad digestiva debilitante se estima que ahora  afecta a aproximadamente 1 de cada 100 estadounidenses.

¿Por qué la exposición al gluten –una proteína que se encuentra en en la cebada, el trigo, el centeno y posiblemente la avena, así como otros productos de uso diario, incluyendo algunas de las marcas de lápiz labial, vitaminas y bálsamos de labios—provoca más enfermos que nunca antes? Son los expertos en la materia quienes tratan de despejar esta duda.

El doctor Alessio Fasano, director del Centro de Investigación Celíaca y del Centro de Investigación de Biología de la mucosa de la Universidad de Maryland dijo que la EC “Es bastante generalizada”, y que se creía estaba regionalizada, “pero ahora sabemos que está en todas partes.”

La tasa de aumento en la incidencia de enfermos celiacos  ha puesto a los investigadores en una lucha para entender por qué más personas desarrollan la enfermedad digestiva crónica. Los médicos todavía no pueden explicar la tendencia, pero hacen algunas pruebas que les ha permitido desarrollar una serie de hipótesis.

“Hay muchas teorías por ahí, no todas independientes unos de otros y no todos ellas ciertas”, dijo Fasano.

La enfermedad celíaca es un trastorno hereditario autoinmune que provoca el sistema inmunológico del organismo para atacar el intestino delgado, según la describen en los Institutos Nacionales de Salud, la Universidad de Chicago y el Centro de la Enfermedad Celíaca. El ataque es impulsado por la exposición al gluten, una proteína presente en cereales como el trigo, el centeno y la cebada.

La enfermedad interfiere con la digestión y, en niños, provoca síntomas que incluyen distensión abdominal, vómitos, diarrea o estreñimiento. Los adultos con enfermedad celíaca tienen menos probabilidades de mostrar síntomas digestivos, aunque desarrollan problemas como anemia, fatiga,  osteoporosis o artritis; la enfermedad priva a su cuerpo de nutrientes vitales.

El conocimiento de la enfermedad celíaca ha crecido en los últimos años, ello lo demuestra el número creciente de alimentos sin gluten en el mercado. Sin embargo, los expertos no creen que el aumento en la incidencia de la enfermedad celíaca puede ser atribuido simplemente a que la gente cada vez está más conscientes de la enfermedad digestiva crónica o de mejoras en las técnicas de diagnóstico.

Por el contrario, las posibles explicaciones más populares por el aumento en las tasas de la enfermedad celíaca incluyen mejoras en el saneamiento y la higiene en la civilización global, dijo Fasano y Carol McCarthy Shilson, director ejecutivo del Centro de la Enfermedad Celiaca de la Universidad de Chicago.

De acuerdo con la “hipótesis de higiene”, dijo Shilson, la gente en los países industrializados tienen un mayor riesgo para la enfermedad celíaca, porque sus cuerpos no han tenido que luchar contra tantas enfermedades.

“Estamos en una sociedad muy limpia, por lo que nuestro sistema inmunológico no está tan desarrollada como debe ser,” dijo.

Otra versión de la hipótesis sostiene que la limpieza de la sociedad industrial ha provocado un cambio fundamental en la composición de las bacterias digestivas contenidas en el intestino, dijo Fasano.

“Es debido a este aumento que se produce principalmente en los países industrializados, donde las cosas son más limpias”, dijo Fasano. “Tenemos abuso de antibióticos, nos lavamos las manos con demasiada frecuencia, estamos vacunados con más frecuencia.”

Otras posibles explicaciones para el aumento de las tasas de la enfermedad celíaca, de acuerdo con Fasano, incluyen:

Un aumento en la cantidad de gluten que se encuentra en los granos. “Nosotros comemos los granos que son mucho más ricos en gluten de lo que eran 70 o 80 años atrás”, dijo.

Los niños son expuestos al gluten a partir de una edad temprana. “Sabemos a ciencia cierta que si se introducen los granos antes de tiempo, las personas son más propensas a  desarrollar la enfermedad celíaca “, dijo.

Muy pocas mujeres amamantan a sus hijos. “Hay muchas teorías por ahí que dicen que la lactancia materna protege o previene la enfermedad celíaca”, dijo Fasano.

Es posible, dicen los expertos, que cada una de estas teorías sea correcta hasta cierto punto y que una combinación de factores que se encuentran contribuyan a la enfermedad celíaca. “Puede ser en una sola persona, uno juega un papel más fuerte que el otro”, dijo Fasano.

Pero mientras que los expertos tratan de encontrar una causa – y en consecuencia una esperanza de cura – abogan por instar a las personas que están en riesgo de desarrollar la enfermedad celíaca a someterse a la detección de la enfermedad.

Los investigadores han demostrado una predisposición genética para la enfermedad celíaca, con un 30 por ciento de la población con genes que las hacen vulnerables, dijo el doctor Shilson.

Pero debido a que los adultos con enfermedad celíaca no suelen sufrir los síntomas digestivos relacionados con la intolerancia al gluten, muchas personas no saben que lo tienen o pueden transmitirlo. “Alrededor de dos tercios de las personas con la enfermedad activa no tienen síntomas en absoluto”, dijo Shilson.

Los estudios también han encontrado que la gente antes de enterarse que tienen la enfermedad celíaca, los más capaces,  han sabido atajar los efectos de la enfermedad más debilitante. “No hay mucho que pueda hacerse para evitarlo, pero se puede ser consciente de ello y lo asume”, dijo Shilson. “La intervención temprana es fundamental”.

Sin embargo, las personas que sospechan que tienen la enfermedad celíaca no debería adoptar una dieta sin gluten antes de ser comprobado médicamente. Hacer eso puede interferir con la precisión de la detección.

Es muy importante que no cambie su dieta antes de ser examinados para detectar la enfermedad celíaca“, dijo Shilson.

Christina Tennyson, MD del Centro de Enfermedad Celíaca en la Universidad de Columbia en Nueva York, explica que una de las razones por las que esta enfermedad autoinmune a menudo no se diagnostica durante un tiempo de 10 años, es porque los síntomas pueden variar de persona a persona, aunque determina que las señales de advertencia más comunes de la enfermedad celíaca son: dolor abdominal, distensión abdominal, flatulencia, diarrea, estreñimiento, intolerancia a la lactosa, náuseas y fatiga.

Debido a que la enfermedad celíaca priva al cuerpo de nutrientes vitales, las personas que la padecen tienen un mayor riesgo de anemia y osteoporosis. Las personas que tienen la enfermedad celíaca y no comen una dieta libre de gluten también se enfrentan a una amenaza mayor de cáncer de colon y el linfoma intestinal. El estudio realizado en la Base de la Fuerza Aérea estadunidense encontró que durante 45 años de seguimiento, los pacientes con enfermedad celíaca no diagnosticada tenían cuatro veces más probabilidades de morir.

(Artículos base de esta nota [en inglés]: http://www.healthline.com/healthday/celiac-disease-on-the-rise-in-us y http://health.yahoo.net/experts/dayinhealth/why-celiac-disease-rise )

Deja un comentario

Twitter links powered by Tweet This v1.8.3, a WordPress plugin for Twitter.