Cabezal Publicidad Web

Browse By

Quiero llegar hasta donde me lo permita la propia sociedad

La pregunta estaba hecha. La respuesta llegó. Quiero llegar hasta donde me lo permita la propia sociedad. Quiero entrar a los medios, para que los integrantes de este mundo conozcan que existimos en México un grupo de más de un millón de mexicanos que tenemos problemas con la tolerancia a las proteínas contenidas en cereales como el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

Quiero llegar a despertar ese interés de quienes tienen bajo su mando los medios de comunicación y que abran los ojos y los espacios para que se difunda el problema de la Enfermedad Celíaca y sus consecuencias como resultado de la poca difusión que se hace.

Somos, efectivamente, como lo dijo el mismo joven, un grupo muy pequeño que no llama la atención, como para que las autoridades abran un espacio en su agenda médica y atiendan el problema, porque para ellos no es problema de salud nacional.

Pero también somo seres humanos y mexicanos y que yo recuerde el Presidente de la República en funciones ha dicho una y varias ocasiones que el derecho a la salud es para todos los mexicanos y que no descansará hasta ver que la totalidad estén atendidos en ese sentido. Los hechos en la realidad son otros.

La lucha sigue y seguirá en México y como sostengo en mi trabajo de tesis, no descansaré hasta lograr que se convierta en un asunto de salud para los legisladores y las propias autoridades, porque como mexicanos tenemos derecho a esa atención.

Recuerdo cuando llegué con una de las autoridades de la Secretaría de Salud y les pedí su intervención – ni para qué repetir el nombre o el puesto de quien se trata, él lo sabe y lo sabe bien-. Ofrecieron abrir espacios, llamar a mesas de trabajo, convocar a especialistas, hacer un llamado a las escuelas para que capaciten mejor a sus estudiantes de medicina y se conozca la EC, porque ni siquiera quienes están en los puestos de decisión la conocen.

Cuando el periódico El Universal publicó el amplio reportaje en sus páginas sabatinas y se los entregamos a la autoridades, se llevaron la sorpresa de su vida, porque eso era nuevo para ellos. Por eso la importancia de llegar a la sociedad a través de los medios de información, porque de esa manera se puede despertar su conciencia.

Llegaré hasta donde me lo permitan ustedes mismos, sí quienes están leyendo este texto y saben que con su participación decidida podremos avanzar.

Me quedo en México, como decía antes, y me quedo para ayudar a los demás, aunque en ello vaya mi propia vida, mi propia salud, en juego, porque, repito, no trabajo para mi; trabajo para los demás. Yo ya viví lo que tenía que vivir en este mundo y estoy muy agradecido.

Que las condiciones sean mejores para las futuras generaciones, debe ser nuestro empeño; para las generaciones de hoy, que ya padecen menos, por tener mayor información. Ofrezco lo mejor que tengo y lo pongo a su alcance. Permítanme conocer sus opiniones a través de los comentarios en estas entradas del blog. Créanlo o no, es la mejor forma de ayudar.

Deja un comentario

Twitter links powered by Tweet This v1.8.3, a WordPress plugin for Twitter.